1. Capacita a los participantes en técnicas de protocolo.
  2. Desarrolla a manera de taller las habilidades protocolarias.
  3. Provee a los participantes materiales de apoyo para un protocolo exitoso y profesional.